Noticias de Propiedades e Inmuebles en México

Encuentra tu próximo Inmueble

Principales impuestos en la compra-venta de una casa

En esta ocasión te hablaremos específicamente de los impuestos que se generan en la compra-venta de inmuebles para uso habitacional, casas o departamentos. Algunos gravámenes los pagarás al momento de comprar, otros al momento de vender y otros de manera periódica mientras seas el propietario del inmueble.

1.- Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI). Este gravamen se genera al momento de adquirir un inmueble y será pagado por el comprador, será el equivalente al 2% sobre el valor al que se escriture la propiedad. Sin embargo, hay algunas excepciones a esta regla general. Se debe hacer un análisis de cada caso, con objeto de determinar si las excepciones son aplicables (por ejemplo: en  el caso de una cesión entre padre e hijo, cesiones subsecuentes, etc.). El Notario es el encargado de retener y enterar este impuesto y el pago lo deberás hacer al momento de firmar la escritura.

2.- Impuesto Predial. Este es otro gravamen que debe pagar el propietario del inmueble, es municipal y lo deberá hacer cada año dentro de los dos primeros meses. El monto de este impuesto será el equivalente al 2 al millar y se calculará sobre la base del valor catastral de la casa o departamento.

3.- Impuesto sobre la renta (ISR). El tercer y último impuesto se causa al momento de vender la casa, este impuesto será pagado por el propietario, como su nombre lo dice es el gravamen que se genera sobre la utilidad que tengas producto de la compra-venta. Para este impuesto, en el caso de casa habitación, la Secretaría de Hacienda otorga facilidades para su exención (no se paga), según la Ley del Impuesto Sobre la Renta, artículos 109, 129 y 130. Por eso es importante que inmediatamente después de comprar tu casa, los recibos de luz y teléfono fijo queden a tu nombre o de tu cónyuge, que hagas el cambio de domicilio ante el IFE y tramites tu nueva tarjeta de elector y que hagas los cambios respectivos en tus cuentas bancarias y de tiendas departamentales, porque si se trata de una propiedad con uso habitacional y el vendedor acredita que ha vivido en ella durante un mínimo de dos años, quedará exento de pago.

En el caso de que al vender, el valor de escrituración sea menor al valor al que escrituraste al comprar, en vez de utilidad tendrás una pérdida, por lo que no se generará impuesto alguno.

Fuente: compracasacomoexperto.com